Cabecera de la web


  • Faceboook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram
  • LinkedIn
  • QuieroLeer
  • Rss
  • YouTube
  • Manuscritos

Entrevista a Victoria Vílchez, autora de 'Solo tres citas... y una mentira'

Entrevista a Victoria Vílchez, autora de 'Solo tres citas... y una mentira'

Hablamos con Victoria Vílchez sobre su nueva novela, Solo tres citas... y una mentira.

¿Cómo se gestó esta obra?
Era una idea que tenía desde hace tiempo, aunque no toda la historia en sí. Como escritora más de brújula que de mapa, soy muy de impulsos. Recuerdo que leí la leyenda sobre Zeus y las almas gemelas y me encantó (soy una fanática de la mitología griega), y un día, tiempo después, el personaje de Nadia fue tomando forma en mi mente. Luego, al comenzar a escribirla, la historia fue fluyendo con mucha naturalidad. Tengo que admitir que me lo pasé genial enfrentándome a Nadia y sus miedos, y que el final me sorprendió incluso a mí.

¿Quién es Nadia, la protagonista de la novela?
Nadia es una chica normal, podría ser cualquiera. Trabajadora, extrovertida y muy leal a sus amigos, pero con una suerte pésima en lo que se refiere al amor. Además, no suele dudar en decir lo que piensa, y a veces eso la pone en más de un aprieto. También es muy muy friki; le encanta los fines de semana de maratón de series, ir al cine o salir con Julia, su mejor amiga y la culpable de que se vea metida en la mayoría de los líos en los que se mete. Es una mujer fuerte y con carácter, pero, como todo el mundo, tiene un buen puñado de inseguridades y comete errores. No es perfecta ni pretende serlo, y ella lo sabe.

¿El amor es siempre imperfecto?
El amor perfecto no existe. Tal vez en las primeras semanas, esas en las que todo es una novedad, pueda acercarse a la perfección. Pero el amor de verdad, el que dura y se mantiene a lo largo del tiempo, implica un montón de situaciones imprevistas y difíciles. Nadie es perfecto y, como tal, tampoco el amor puede serlo. Hay que aprender a aceptar esas imperfecciones, los defectos del otro, y quererse asumiéndolas. En el instante en que deseamos o tratamos de cambiar a alguien, algo está fallando. El amor debería sacar lo mejor de nosotros mismos, hacernos desear ser mejores personas, pero no puede tratar de convertirnos en lo que otros quieren que seamos.
Lo curioso es que Nadia no busca la perfección, solo alguien que no salga corriendo a las primeras de cambio... En realidad, ¡Nadia no está buscando enamorarse!

¿Puedes comentar el título sin spoilear demasiado?
Ya de por sí, el título es bastante representativo. La historia comienza con una Nadia harta de que Julia le prepare citas a ciegas, así que esta le propone un trato, una última oportunidad para encontrarle su alma gemela: solo tres citas más con la persona que ella elija y dejará sus labores de celestina.
Pero sí, hay una mentira; aunque resultará difícil saber quién de todos los personajes es el que está mintiendo, o si son varios... ¡No digo más! Tendréis que leer para descubrirlo.

¿Te gustaría añadir algo más?
La historia de Nadia es diferente a lo que he escrito hasta ahora, y no es una novela romántica al uso, pero creo que es muy muy realista, y eso es justo lo que trataba de transmitir. Las personas no son perfectas, el amor no es perfecto y, en ocasiones, acabamos metidos en situaciones que nos superan.
A veces, buscamos sin encontrar, y otras, encontramos sin estar buscando.
Espero que los lectores disfruten de la historia de Nadia y que les haga sentir parte de ella. Al fin y al cabo, todos podríamos ser Nadia en algún momento.

Volver...
Compartir:
FacebookTwitter

Aviso legal Política de cookies Protección de datos | © Copyright 2014 EDICIONES URANO | Plaza de los Reyes Magos, 8. 1º C. 28007 Madrid - España

A papiro company